Los pequeños socios que llegan y los que se van de las firmas del país